El pellet es un tipo de combustible granulado y alargado hecho exclusivamente a base de madera.

El pellet se fabrica mediante prensado de serrín donde la propia lignina hace de aglomerante. No se necesita ni pegamento ni ninguna otra sustancia más que la misma madera. Este proceso les da una apariencia brillante como si estuviesen barnizados y los hace más densos con un alto poder calorífico.

Los pellets tienen varias ventajas respecto a la madera:

No se necesita talar árboles. Su origen es diverso. Se utilizan desperdicios de podas, talas o de carpinterías. De talas controladas, limpiezas, etc… se obtiene la mejor madera para la obtención del mejor pellet. Al ser material reaprovechado, es un combustible más barato.

Al rellenar mejor el espacio y tener mayor densidad, ocupan menos volumen que los troncos o ramas y caben en cualquier recipiente de cualquier forma.

Generan una cantidad despreciable de cenizas de origen vegetal y no tóxicas que se pueden aprovechar como abono o suplemento mineral de animales. Estas cenizas son ricas en calcio y potasio.

Almacenamiento: El almacenaje debe hacerse en lugares secos, evitando cualquier contacto con ambientes húmedos.
Lo más conveniente es conservar el producto en su envoltorio original, si es que no se añade directamente en el depósito de la caldera o estufa o en un silo adaptado para tal fin.
Si en nuestro hogar disponemos de espacio suficiente lo más recomendable es la instalación de un silo de almacenamiento. Es la forma de empleo más cómoda de los pellets en nuestros hogares, ya que todo el sistema de alimentación de nuestro equipo se realiza de forma automática.
El silo debe emplazarse en un lugar seco y adaptado, en el que no se encuentre ningún cableado eléctrico ni tubería de agua para evitar determinados riesgos.
Un silo de 10 m3 confiere aproximadamente 1.500 horas de autonomía de funcionamiento a la máxima potencia para una caldera de 20 KW. Si el silo de almacenamiento está cerca del cuarto de la caldera, un transportador sin fin de características normales es suficiente para llevar el pellet a la caldera. Si por el contrario, el silo está colocado más lejos -hasta 10 metros o más del cuarto de la caldera- el transporte se puede realizar con alimentadores de tornillo sin fin flexibles, o con sistemas neumáticos.

Como ventaja añadida es una energía más baratas que los combustibles fósiles, es renovables y la forma primera de calentarse y cocinar que tuvo el ser humano.
Balance en la emisión de dioxido de carbono igual a cero.

M. 675 96 27 28
M. 675 96 27 27
M. 675 96 27 26